PREVENCION DEL LAVADO DE ACTIVOS Y DEL FINANCIAMIENTO DEL TERRORISMO

La Ley N°25.246 de “Encubrimiento y Lavado de Activos de Origen Delictivo” y sus modificatorias, establece en su artículo 20 que están obligados a informar a la Unidad de Información Financiera (UIF), en los términos del artículo 21 de dicha ley, los siguientes sujetos:

Inc. 8) Las empresas aseguradoras.

Inc.15) Los organismos de la Administración Pública y entidades descentralizadas y/o autárquicas que ejercen funciones regulatorias, de control, supervisión y/o superintendencia sobre actividades económicas y/o negocios jurídicos y/o sobre sujetos de derecho, individuales o colectivos: el Banco Central de la República Argentina, la Administración Federal de Ingresos Públicos, la Superintendencia de Seguros de la Nación, la Comisión Nacional de Valores, la Inspección General de Justicia, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social y el Tribunal Nacional de Defensa de la Competencia;

Inc. 16) Los productores, asesores de seguros, agentes, intermediarios, peritos y liquidadores de seguros cuyas actividades estén regidas por las leyes 20.091 y 22.400, sus modificatorias, concordantes y complementarias.

A su vez, los arts. 20 bis y 21 de la citada norma establecen lo siguiente:

ARTICULO 20 bis El deber de informar es la obligación legal que tienen los sujetos enumerados en el artículo 20, en su ámbito de actuación, de poner a disposición de la Unidad de Información Financiera (UIF) la documentación recabada de sus clientes en cumplimiento de lo establecido en el artículo 21 inciso a) y de llevar a conocimiento de la Unidad de Información Financiera (UIF), las conductas o actividades de las personas físicas o jurídicas, a través de las cuales pudiere inferirse la existencia de una situación atípica que fuera susceptible de configurar un hecho u operación sospechosa, de lavado de activos o financiación de terrorismo.

El conocimiento de cualquier hecho u operación sospechosa, impondrá a tales sujetos la obligatoriedad del ejercicio de la actividad descripta precedentemente.

La Unidad de Información Financiera (UIF) determinará el procedimiento y la oportunidad a partir de la cual los obligados cumplirán ante ella el deber de informar que establece el artículo 20.

En el supuesto de que el sujeto obligado se trate de una persona jurídica regularmente constituida, deberá designarse un oficial de cumplimiento por el órgano de administración, en los supuestos que lo establezca la reglamentación. Su función será formalizar las presentaciones que deban efectuarse en el marco de las obligaciones establecidas por la ley y las directivas e instrucciones emitidas en consecuencia. No obstante ello, la responsabilidad del deber de informar conforme el artículo 21 es solidaria e ilimitada para la totalidad de los integrantes del órgano de administración.

En el supuesto de que el sujeto obligado se trate de una sociedad irregular, la obligación de informar recaerá en cualquiera de los socios de la misma.

Para el caso de que el sujeto obligado se trate de un organismo público de los enumerados en los incisos 6 y 15 del artículo 20, deberá designarse un oficial de cumplimiento a los efectos de formalizar las presentaciones que deban efectuarse en el marco de las obligaciones establecidas por la ley y las directivas e instrucciones emitidas en consecuencia. No obstante ello la responsabilidad del deber de informar conforme el artículo 21 corresponde exclusivamente al titular del organismo.

ARTICULO 21. — Las personas señaladas en el artículo precedente quedarán sometidas a las siguientes obligaciones:

a. Recabar de sus clientes, requirentes o aportantes, documentos que prueben fehacientemente su identidad, personería jurídica, domicilio y demás datos que en cada caso se estipule, para realizar cualquier tipo de actividad de las que tienen por objeto. Sin embargo, podrá obviarse esta obligación cuando los importes sean inferiores al mínimo que establezca la circular respectiva.

Cuando los clientes, requirentes o aportantes actúen en representación de terceros, se deberán tomar los recaudos necesarios a efectos de que se identifique la identidad de la persona por quienes actúen.

Toda información deberá archivarse por el término y según las formas que la Unidad de Información Financiera establezca;

b. Informar cualquier hecho u operación sospechosa independientemente del monto de la misma. A los efectos de la presente ley se consideran operaciones sospechosas aquellas transacciones que de acuerdo con los usos y costumbres de la actividad que se trate, como así también de la experiencia e idoneidad de las personas obligadas a informar, resulten inusuales, sin justificación económica o jurídica o de complejidad inusitada o injustificada, sean realizadas en forma aislada o reiterada.

La Unidad de Información Financiera establecerá, a través de pautas objetivas, las modalidades, oportunidades y límites del cumplimiento de esta obligación para cada categoría de obligado y tipo de actividad;

c. Abstenerse de revelar al cliente o a terceros las actuaciones que se estén realizando en cumplimiento de la presente ley.

Por su parte, la UIF reglamenta dicha obligación a partir de las Resoluciones UIF N° 19/2011 (en donde se establecen las obligaciones de la Superintendencia de Seguros de la Nación) y N° 202/2015 (para los sujetos obligados establecido en los incisos 8° y 16° de la Ley 25.246), estableciendo en el artículo 2 inciso a) de ésta última, que los productores asesores de seguros, agentes, intermediarios, peritos y liquidadores de seguros cuyas actividades estén regidas por las Leyes Nº 17.418; Nº 20.091; Nº 22.400, sus modificatorias, concordantes y complementarias, deberán cumplir con las obligaciones señaladas.

La Superintendencia de Seguros de la Nación ejerce, en materia de prevención y control de lavado de activos y financiamiento del terrorismo, un doble rol:

  1. Rol de sujeto obligado a informar, de acuerdo a lo establecido en el artículo 20 inc.15 de la Ley N° 25.246 y modificatorias, y lo reglamentado por la UIF en la Resolución N° 19/2011 y modificatorias.
  2. Rol de supervisor del Sector Seguros en colaboración con la UIF, de acuerdo a lo establecido en la Resolución UIF N°229/2014.

anti img 01

Para cumplir con este doble rol, se decidió la creación de la Gerencia de Prevención y Control del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, establecida por Decreto PEN No. 2627/2012. Dicha Gerencia es quien tiene la responsabilidad primaria de entender en el control del adecuado cumplimiento de las leyes y normas relativas a la prevención del lavado de activos y el financiamiento del terrorismo por parte de las entidades aseguradores, reaseguradoras, intermediarios de seguros y reaseguros y restantes operadores del mercado asegurador argentino. 

¿Qué se entiende por lavado de activos?

Etapas básicas del lavado de activos

¿Qué se entiende por financiamiento del terrorismo?

El sector asegurador y el lavado de activos.

Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (IAIS)

El grupo de Acción Financiera Internacional(GAFI/FATF)

La Unidad de Información Financiera (UIF)

Legislación general y normativa para el sector asegurador